Uno de los grandes cambios de la comunicación, como ya hablamos en otro post, es que las nuevas tecnologías han cambiado las reglas del juego. Cuando solo existían los tres medios tradicionales, se decía que la radio era la inmediatez. Cuando algo ocurría, encendías la radio. Ese era el gran poder que tenía el gran invento de Marconi por encima de la televisión.

Pero con la aparición de internet esto ha cambiado. Cuando pasa algo, nuestra primera reacción ya no es encender el transistor sino consultar Google. O en su defecto abrir Twitter. Esta red social es la primera en compartir con el resto del mundo lo que está aconteciendo. Además su sencillez hace que rápidamente las imágenes puedan viralizarse de forma inmediata.

Un claro ejemplo lo vivimos este año con la elección del nuevo Papa. Por primera vez en la historia la elección del máximo dirigente del catolicismo se anunció, ya no solo con la fumata blanca, si no con un tuit en la cuenta oficial del pontífice. Eran las 20:33 del 13 de marzo de 2013 cuando en la cuenta @Pontifex se tuiteaban estas tres palabras: “Habemos Papa Franciscum”.

De hecho, en muy poco tiempo la cuenta de Twitter del Papa Francisco se ha aupado hasta la segunda posición solo superado por Barack Obama. A continuación tenéis una comparativa del impacto en esta red social de los dos líderes mundiales en este 2013.

influencia-de-pontifex-papa-francisco-en-twitter-lideres-mundiales-comparacion-barack-obama-smreputationmetrics-navarra

Otro claro ejemplo es el famoso accidente de helicóptero que tuvo lugar en Londres en enero de 2013 que se saldó con dos muertos y 11 heridos. Escasos minutos después del impacto, la red se llenó de fotografías de anónimos que sacaron su móvil y empezaron a colgarlas en Twitter y que usaron los medios tradicionales para ilustrar la noticia.

helicoptero

Y un tercer ejemplo muy parecido al anterior lo encontramos en el atentado que hubo en la Maratón de Boston donde rápidamente la gente empezó a hacer fotos y a subirlas en la red ante la confusión reinante en los primeros momentos.

maraton

Aunque en estas ocasiones hay que vigilar con los oportunistas y graciosos con bastante mal gusto. Porque en este atentado de Boston empezó a circular por Twitter que había muerto una niña de 8 años y muchos medios se hicieron eco de la noticia. Y al final resultó ser un fake, ya que la foto se había sacado directamente de Google Imágenes.

victima fake boston

Por lo tanto, uno de los grandes cambios de la comunicación es que la inmediatez ahora la da Twitter. Pero lo más importante es vigilar con esa inmediatez e intentar filtrar y contrastar todas las informaciones, sobre todo por parte de los medios tradicionales y convencionales que muchas veces por querer ser los primeros en dar la noticia terminan cometiendo errores de grandes dimensiones.