Bienvenidos al boom de las redes sociales. Desde que mi madre, a sus 75 años, se ha enganchado a Facebook ya me ha quedado claro que estamos en el momento más álgido del Social Media. Casi el 90 por cierto de los españoles están al menos en una red social. Y encima cada vez hay más. Si alguien tenía alguna duda de si Whatsapp por ejemplo era una red social ahora con la llegada de las Whatsapp Stories ya no queda ninguna: también lo es.

Snapchat, Pinterest, Linkedin, Instagram, Shooter, Telegram, Facebook, Medium, Twitter, Foursquare, Youtube, Google+, Line, WeChat, Tumbrl, Fkickr, Tinder…

Decenas y decenas de redes sociales. ¿Pero en cuál debo estar? Más vale estar en pocas y bien, que en muchas y de cualquier manera. Porque cada una de ellas necesitará su tiempo y dedicación. Y nos aportará unos beneficios u otros.

Debemos tener claro qué esperamos de cada red. Y para ello debemos hacer un ejercicio de sinceridad y honestidad. Y preguntarnos a nosotros mismos dos cosas:

  • ¿Cuándo consulto esta red y qué quiero de ella? Y así sabemos qué y cómo debemos publicar. Si sabemos qué buscamos cuando consultamos Twitter o Facebook, sabremos qué podemos ofrecer. Porque cuando estamos delante del móvil y abrimos una u otra red, lo hacemos con objetivos diferentes, ¿o no?
  • ¿Seguiría yo a mi propio perfil? Repasa tus perfiles y contesta sinceramente si es realmente interesante lo que publicas. Si lo seguirías. Si te aporta. Si concuerda con lo que buscas cuando entras en esa red social concreta.

Es el boom de las redes sociales. Y por lo tanto cada vez hay más perfiles y más competencia. No es ningún problema, simplemente nos exige mayor calidad en nuestro contenido y diferenciarnos del resto. Huir de la manada y dar aquello que nuestros seguidores buscan.

En Instagram por ejemplo. Abre tu perfil y de un solo vistazo verás todas esas fotos: ¿concuerdan con la imagen que quieres ofrecer? ¿Tienen un sentido?

Aprovecha el boom pero hazlo de manera inteligente. No hace falta un mayor esfuerzo, sino un trabajo pensado, planificado y sobre todo con sentido común. Es decir, ofrece al seguidor aquello que busca.