A pesar de que somos muy fans de Telegram y que nunca nos cansaremos de decir que Telegram es mucho mejor que Whatsapp, tampoco somos ilusos. Y sabemos que el número de usuarios de Whatsapp es ahora mismo muy superior al de Telegram, ya que la aplicación de Facebook supera los mil millones de usuarios.

Y que usamos cada día y durante varias veces Whatsapp. Pero hay que ir con mucho cuidado porque en esta red social mezclamos temas personales y privados. Cada vez hay menos gente que utilice dos teléfonos móviles. Con la llegada de las tarifas planas, usamos un mismo terminal y mezclamos negocios y vida familiar.

Si abrimos ahora mismo nuestra aplicación de Whatsapp veremos que mezclamos en la misma aplicación, y para entendernos en el mismo timeline, conversaciones con nuestra pareja, con nuestros hijos pero también con compañeros de trabajo, clientes, jefes o proveedores.

Por lo tanto hay que vigilar en extremo el uso que hacemos de esta red social, de esta herramienta de comunicación. Porque todos aquellos detalles que cuidamos en el mundo offline, en el envío de mails o en cualquier otra circunstancia nos puede llevar a la ruina si no cuidamos nuestro perfil de Whatsapp.

Aquí van algunos consejos:

1.- La foto. Es básico cuidar la foto de perfil. Al mezclar conversaciones profesionales y personales se debería optar por una foto elegante, que podría ser algo informal, pero siempre que se vea claramente la cara. Y evitando fondos extraños o posturas desafortunadas.

En privacidad existe la opción de no mostrar siempre la foto de perfil, pudiendo escoger entre que aparezca siempre, solo a la gente que tenemos en nuestros contactos o a nadie.

2.- El nombre de usuario. Muy importante, porque es el nombre que aparece en la pantalla de móvil de la persona a la que envías el mensaje cuando está bloqueado. Es importante evitar palabras obscenas, emoticonos extraños e intentar usar el nombre verdadero. Porque además no hay opción de esconderlo y aparece siempre.

3.- El estado. Muy importante saber qué estado tenemos. Al no estar muy a la vista para nosotros mismos, muchas veces nos olvidamos de lo que tenemos puesto. Es recomendable poner nuestra web o alguna información neutral.

En privacidad existe la opción de no mostrar siempre el estado, pudiendo escoger entre que aparezca siempre, solo a la gente que tenemos en nuestros contactos o a nadie.

4.- Última conexión. Depende de qué contactos y conversaciones tengamos igual nos interesa no mostrar la hora de la última conexión. Si tenemos una reunión a las 9 de la mañana, por lo que sea llegamos tarde y nuestra última conexión es a las 3 de la madrugada porque se nos alargó la noche. Hay opción de quitarla, y como pasa con la foto de perfil y el estado, en privacidad se puede decidir entre que aparezca siempre, solo a la gente que tenemos en nuestros contactos o a nadie.

5.- Listas de difusión. Opción muy útil que nos permite crear una lista de usuarios para mandarles un mensaje a todos a la vez que les aparecerá como si sólo se lo mandáramos a ellos. Para que reciban el mensaje deben tener nuestro número guardado en sus contactos.

6.- Mensajes destacados. Si pulsamos un mensaje durante unos instantes se nos abrirá un menú con varias opciones. La primera es una estrella que si clicamos nos agregará el mensaje a favoritos. Y dentro de opciones podremos recuperarlos. Muy útil para guardar direcciones, horas de reuniones, etc.

 

Saca el máximo provecho de Whatsapp pero sin cometer ningún error que te pueda comprometer.