Supongo que habréis escuchado multitud de veces decir que la red profesional por excelencia es Linkedin. Y que si queremos hacer negocios debemos estar en ella. Pues bien, os puedo asegurar que Facebook y Twitter son casi más imprescindibles para los negocios que no LinkedIn. Sobre todo si tu empresa es B2B, es decir, que tratas con otras empresas.

Habréis oído hablar también un sinfín de ocasiones del Big Data. Aquellos datos que circulan de nosotros por la red y que utilizan grandes empresas para saber todo lo que nos gusta y poder comercializar con ellos. Pues bien, también os aseguro que nosotros podemos aprovecharnos del Big Data. Lo tenemos al alcance de la mano. Sin gasto alguno, totalmente gratis.

Voy a explicar ambos casos. Si tenemos un negocio, sea del sector que sea, y tenemos que ir a ver a un cliente, podemos saber mucha información de él antes de ni tan siquiera conocerlo. Lo mismo pasa si buscamos trabajo y tenemos una entrevista con el director de recursos humanos. O en cualquier otra situación que se os ocurra. Hoy en día tenemos la oportunidad de saber muchas cosas de la persona con la que nos citamos.

Lo primero e imprescindible es hacer una búsqueda en Google con su nombre y apellido entrecomillado para ver qué nos dice el buscador. Sabremos si por ejemplo le gusta correr y es un runner, ahora que está tanto de moda, ya que la mayoría de carreras publican los resultados en una web pública. Y seguramente encontraremos muchas curiosidades más.

Pero además podremos mirar en su Facebook. Que si no lo tiene bien privatizado nos dará igual alguna información sobre familia, viajes, comentarios de fútbol, políticos, etc. Pero si lo tiene todo bien oculto nos queda la foto de portada y de perfil que son siempre visibles. Y también iremos a la pestaña “información”. Seguramente muchos datos los tiene para ser vistos solo para amigos, pero más abajo hay las páginas en las que ha puesto “me gusta”, los grupos a los que se ha adherido, los lugares físicos que ha visitado y ha dejado su opinión en Facebook… Un verdadero tesoro que la mayoría de gente no se dedica a privatizar porque hay que ir uno por uno y no se dan cuenta. Y una información que bien utilizada nos ayudará a empatizar con el cliente o entrevistador de trabajo.

Y con Twitter e Instagram más de lo mismo. Twitter tiene un buscador avanzado que permite buscar tuits concretos dentro de una cuenta y por lo tanto podemos saber qué piensa sobre algunos temas que luego podremos forzar en nuestra conversación física.

Sin duda una manera sencilla, práctica y muy útil de utilizar el Big Data y de hacer negocios a veces mucho más efectiva que el propio LinkedIn.