Aunque no estemos en enero y este sea el noveno mes del año, septiembre es sinónimo de nuevas etapas, de inicios, de retos, de proyectos e ilusiones. Seguramente el 1 de enero muchos pensamos en cambios pero a nivel vital y después de vacaciones son más a nivel laboral.

Los cursos y los estudios terminan en junio por lo que ahora toca poner en práctica todos aquellos conocimientos adquiridos. Y todos nuestros proyectos y sueños pueden hacerse realidad pero no por arte de magia sino porque detrás hay mucho trabajo hecho y sobre todo bien pensado y estructurado.

Para ello debemos pararnos a pensar y planificar. Sentarnos y prepararnos. La improvisación en estos casos nunca es buena, aunque ya habrá momentos en los que deberemos usarla ante situaciones que no esperábamos. Sea cual sea el proyecto hoy en día es obligatorio que tenga su parte online. Y deberá tener como mínimo un portal web con un apartado de blog o noticias y presencia en redes sociales.

Si ya hace tiempo que tienes tu proyecto en marcha también es un buen momento para revisar si estás siguiendo los pasos adecuados en su parte online.

 

Para empezar:

 

  • Debes pensar un nombre que te permita tener un buen dominio en internet pero también un buen nombre de usuario para las distintas redes sociales que elijas. Comprueba que esté libre.
  • Crea una página web sencilla, te aconsejamos hacerlo a través de wordpress. Empezar sin muchos alardes, pero completo y original. Una buena portada, un apartado de Quienes Somos, los servicios que ofrecemos, un apartado blog y el contacto.
  • El apartado de blog o noticias es clave e imprescindible. Primero para el posicionamiento, segundo porque damos sensación de actualización y constancia (para ello habrá que actualizarlo mínimo dos veces al mes) y tercero porque aprovecharemos para hacer viral este contenido a través de las redes.
  • Escoge en qué redes sociales debes estar. Cada una tiene su particularidad. Más vale estar en pocas pero con dedicación que en muchas repitiendo el mismo contenido. Piensa si vas a tener mucho material gráfico o no para apostar por Instagram o Pinterest.
  • Cuida mucho la imagen. Tanto la tuya como la del logotipo. Si puedes invierte en un diseñador de branding para ello. Es la mejor inversión inicial. Tu primera imagen es la que vale.
  • Sé capaz de definir tu proyecto en muy pocas palabras. Vivimos en un mundo de 140 caracteres y debemos ser capaces de resumir y dejar claro nuestros propósitos y actos. En las bios de las redes sociales, los extractos, etc. Lo breve si bueno, dos veces bueno.

 

A partir de aquí ya puedes empezar a trabajar pensando siempre en que la pata del online debe ir de la mano de todo tu proyecto global. No la descuides, mímala y valórala. Internet te permite ocupar el mismo espacio en la red que las grandes multinacionales. Aprovéchalo.

Y quién sabe, igual como en los cuentos, los sueños se terminan haciendo realidad.