Virality isn’t luck. It’s not magic. And it’s not random. There’s a science behind why people talk and share. A recipe. A formula, even. – Jonah Berger

Las redes sociales cada vez más forman parte del día a día de un mayor número de personas, que además y de forma creciente las utilizan para informarse de las bondades de marcas y productos antes de decidirse a realizar una compra. Desde la posibilidad de comparar distintas alternativas, asesorarse en publicaciones especializadas online, recoger opiniones de amigos y conocidos, o por las facilidades de acceso que este medio brinda, todo ayuda a que el canal internet sea el que esté experimentando mayor crecimiento (alrededor de un 15% anual según Kantar y Pwc), de hecho el único dónde este crecimiento es positivo para muchos sectores (como el hotelero, con un 6% anual).
[blocktext align=»left»]Las redes sociales han cambiado la forma de vender[/blocktext]En este contexto, es mi trabajo así como el de muchos marketers optimizar la estrategia para mejorar la adquisición de clientes a través de los nuevos canales disponibles a nuestro alcance, como por ejemplo son las redes sociales, que nos permiten acercar nuestra oferta a un público ya interesado en la misma o en busca de productos similares gracias a las posibilidades de segmentación que las redes sociales ofrecen.

Sin embargo, es necesario seguir unos pasos concretos antes de lanzarse a la aventura de publicitarnos a través de las redes sociales, ya que aún son pocas las que respetan la privacidad del usuario y garantizan un derecho al olvido. En este sentido recomiendo seguir los siguientes 3 puntos:

 

  • 1. Un producto para un mercado. Es importante tener muy claro que lo que ofrecemos es un producto que la gente necesita y está en disposición de comprar. Así mismo es crucial conocer el segmento objetivo al que queremos vender para adecuar la oferta al máximo al gusto de ese perfil de consumidor.

 

  • 2. Estilo comunicativo definido. Las características del producto y el segmento al que van dirigido marcarán la pauta comunicativa a seguir, que debe ser coherente en el conjunto y en el tiempo. Por ejemplo, en elAbogado.com utilizamos un estilo sobrio y formal, ya que tratamos con temas delicados que necesitan de seriedad y profesionalidad.

 

  • 3. Estrategia de redes sociales. Es clave desarrollar una estrategia complementaria a la de los otros canales pero diferenciada para las peculiaridades de las redes sociales, así como decidir cuáles vamos a utilizar para difundir nuestro mensaje. No todas las redes son iguales ni nos ofrecen las mismas herramientas, así como el público que habita en cada una es de naturaleza distinta.

 

En nuestro caso particular, en elAbogado.com, utilizamos las redes sociales de forma indirecta para facilitar que los abogados hagan uso de su red de contactos y clientes regulares de forma que les facilitamos mostrar a los usuarios que visitan la página cuánta gente les recomienda y para qué especialidades del derecho.[blocktext align=»right»]Basamos la confianza en recomendaciones de nuestros clientes.[/blocktext]Esto les ayuda a ganarse la confianza del usuario, cosa difícil de conseguir en otras páginas dónde las puntuaciones o recomendaciones sólo vienen ligadas con un nombre y no con un perfil auténtico de una red social.

Las redes sociales han cambiado la forma de vender y han transformado radicalmente muchos sectores, pero en este campo la integración completa y la verdadera revolución está por llegar. Bienvenidos al mundo social.

 

[miscellaneous type=»superscript»]*Joaquim Virgili trabaja como ‘Chief Data Officer’ en elAbogado.com, además es director en Semma Consulting y recien emprendedor con el futuro proyecto de red social Canvapps.[/miscellaneous]