Empieza el nuevo año y seguramente te habrás propuesto algunos objetivos de tu vida personal. Desde los clásicos de ir al gimnasio, hacer más deporte o dedicarte más tiempo a ti a otros más rebuscados como hacer ese viaje que tanta ilusión te hace o igual encontrar pareja o tener descendencia. ¡Quién sabe!

Pero a la vez, también te harás propósitos profesionales. Mejorar tu relación con tus jefes o intentar pedir un aumento de sueldo. Perfecto. Pero ¿has pensado en tu marca personal? ¿Y en tu eximidad?

Empezar el año es una buena excusa para parar. En seco. STOP. Detente. Quieto. Parado. … . … . Vale.

Ahora te voy a dar algunas ideas para que también optimices mejor tu tiempo online, tu marca, tu reputación y tu eximidad. Porque si de vez en cuando no nos paramos un momento , nos dejamos arrastrar por todo el huracán de ideas, propósitos, recomendaciones, aplicaciones, redes sociales y demás historias que nos cuentan y nos empujan a hacer.

Ahí van:

1.- Vete a Google Alerts y crea una alerta con tu nombre y apellido entre comitas. Es decir, yo en mi caso crearé una alerta para recibir un mail en mi correo cada vez que Google indexe una página con la palabra “Carles Fité”. Así monitorizo mi reputación online.

2.- Pon tu nombre de usuario en esta web  y sabrás en cuáles está registrado, en cuáles está libre e incluso qué dominios hay. Una buena manera de saber en qué redes estás o si alguien utiliza el mismo usuario que tu.

3.- ¿Cansado de recibir correos de listas a las que estás suscrito? Entra en Deseat.me autoriza tu correo y te dirá todas las listas a las que estás suscrito. Con un solo clic te hará un borrador con un correo solicitando la baja y tú tendrás la última palabra pulsando “enviar” para mandar dicho correo. Hacer limpieza de Spam siempre es sano.

4.- Revisa tu privacidad. Sobre todo en Facebook, pero también en Linkedin por ejemplo. Mira qué muestras a tus contactos y más importante, qué no muestras a los que no son tus contactos. Por ejemplo, en el caso de Facebook, id a la pestaña “Información” de vuestro perfil y veréis que estáis compartiendo con todo el mundo vuestros gustos: las páginas que habéis hecho “me gusta”, fotos, grupos, etc.

5.- En vuestro teléfono móvil, buscad la opción de “localización“. Y echad un vistazo a cuántas aplicaciones les estáis dando esta información. Lógicamente en Whatsapp (para compartir ubicación) o en Google Maps es muy útil, pero ¿en el Candy Crush? ¿en Twitter?

 

Solo con estos cinco pasos ya habremos avanzado mucho en mejorar nuestra eximidad y reputación. Y poco a poco iremos controlando más el mundo online y dejar que él nos controle un poco menos.