Puede que ya lo conozcas: el método AIDA es un modelo ancestral en la historia del marketing. Su objetivo es lograr el éxito en cualquier proceso de venta de un producto o servicio y ha logrado sobrevivir a la revolución digital, de forma que se sigue aplicando en las estrategias de marketing que incluyen las Redes Sociales.

El método AIDA, creado por el pionero en marketing S. Elmo Lewis (EUA), describe en forma de acrónimo las funciones del mensaje publicitario y las divide en 4 puntos secuenciales: Atención, Interés, Deseo y Acción. Para entender el modelo AIDA te mostramos una escena de Glengarry Glen Ross (Éxito a cualquier precio) donde se entiende perfectamente el concepto y demuestra que para ser eficaz hay que ser persuasivo:

Pero, ¿qué aporta realmente el modelo AIDA? Para que la fórmula resulte eficaz, cada uno de los 4 puntos se debe tratar como una función a cumplir por parte del mensaje, tanto en medios publicitarios como en social media:

1.- Atención

Ante todo se debe conseguir despertar la atención del cliente o público objetivo comunicando de forma distinta y notoria, diferenciándose del resto de mensajes. Aquí el papel del creativo es crucial. En las Redes Sociales es muy común llamar la atención desarrollando las acciones en las que el seguidor o fan de la marca pueda opinar e interactuar sobre ella. Debe sentirse uno más de la marca, cercano a ésta, sabiendo que la marca le prestará una atención inmediata, exclusiva y tendrá siempre en cuenta sus opiniones.

2.- Interés

Una vez se ha captado la atención, es el momento para dar a conocer el producto o servicio. Tanto en el mensaje publicitario como en Redes Sociales los presentaremos de una manera vistosa, llamativa y diferente a otras marcas para conseguir despertar el interés del público. Es importante darle un valor añadido que diferencie y deje claro los beneficios del producto o servicio.

3.-Deseo

Cuando hemos conseguido despertar el interés, el siguiente paso es activar el deseo y convencer al público mediante argumentos para que se mueva, compre o haga lo que le pedimos: es importante remarcar qué ganará si adquiere el producto o qué perderá si decide no hacerlo. Para ello, en Redes Sociales, se deben activar a menudo promociones con regalos, invitaciones, descuentos o sorteos. Una herramienta muy útil, fácil de usar y económica es la aplicación EasyPromos. Cuando se trata de captar likes, nos ofrece opciones interesantes a un coste realmente bajo.

4.- Acción

Llegamos al punto de cerrar la operación. Cuando el deseo de compra se ha activado, hay que culminar el mensaje con una llamada a la acción potente, dejando muy claros los canales de respuesta, es decir: dejar muy claro qué es lo que el público tiene que hacer. En redes sociales nos debemos asegurar que el servicio de atención al cliente está totalmente preparado para resolver posibles dudas o que no hay problemas de disponibilidad de los artículos, ya que si surgiera alguna irregularidad, echaríamos a perder todo lo conseguido en los otros 3 pasos.

 

Ahora ya lo sabes, si llevas una red social de una empresa o la tuya propia y usas el modelo AIDA aumentarás tus probabilidades de conseguir el éxito en la respuesta.

No sólo ganarás nuevos clientes, sino que también podrás ganar afinidad.

[miscellaneous type=”superscript”]*Tona Codina es consultora y redactora creativa[/miscellaneous]