Para ser un gran profesional se debe estar constantemente actualizado y al corriente de todo lo que sucede en tu sector y en la globalidad de tu entorno. Por este motivo soy un ferviente defensor de Twitter como herramienta indispensable para cualquier profesional.

Pero el primer palo en la rueda que nos frena para utilizar Twitter es la gran cantidad de información que nos avasalla si seguimos a todas las personas a las que queremos hacer “follow”. Por ello debemos crear nuestras “listas de Twitter” o suscribirnos a las de los demás usuarios.

Aquí tenéis algunos pequeños trucos para sacar el máximo rendimiento a esta opción que nos da el pequeño pajarito azul:

  • Crea listas temáticas: Cada usuario nos proporciona un tipo de información que deberemos leer en un momento u otro del día. Así tendremos listas “Social Media”, “Actualidad”, “Prensa”,… y otras tipo “Humor”, “Amigos”,…
  • Privacidad: No todas las listas que creamos hacen bien a nuestra reputación online o consideramos que no queremos que la gente sepa quiénes son nuestros amigos en Twitter o nuestra afición más secreta. Por este motivo tenemos la opción de hacer listas privadas que solamente nosotros veremos.
  • Como en la vida misma, en Twitter también existen followings por compromiso, por este motivo los TL no tienen porqué mostrar los intereses reales de los usuarios. Para ello debemos diferenciar la gente que seguimos de la gente que nos interesa seguir.
  • Suscríbete: En el mundo online favorecerse de las sinergias es vital para obtener mejores resultados. Suscribirte a las listas creadas por otros usuarios nos puede ahorrar mucho tiempo de búsqueda y reportar otro punto de vista sobre ciertos temas o sectores.
  • Viralizalas: Una manera de vender tu reputación online es mediante las listas que muestran tus intereses y tu capacidad de buscar aquellas personas que mejor lo explican. En el 2.0 la información para cualquier pregunta está al alcance de todos, lo complicado es encontrar la fuente adecuada y veraz.