• ¿Qué es una Newsletter?

Newsletter es un boletín de noticias que enviamos vía mail a todos nuestros suscriptores. En ella hay noticias sobre nuestros servicios, información de interés con contenido de calidad, ofertas, promociones…

• ¿Qué beneficios tiene la Newsletter?

El primero y más evidente es que le llegamos directamente al cliente. Debemos combinar contenido de nuestros productos junto con otro de interés general o recomendaciones. Solo deben recibir el primer párrafo del artículo y si quieren seguir leyendo deberán clicar el link que les llevará a nuestra web. Y así conseguiremos generar tráfico. Y una vez están en nuestro portal, están a un solo clic, a la pestaña de al lado de todos nuestros servicios y productos. También conseguimos que el cliente se familiarice con nosotros y esté al día de todas nuestras novedades.

• ¿Por qué es importante el contenido de la Newsletter?

Debemos generar un contenido interesante para que el cliente y receptor del boletín quiera seguir leyendo el artículo y por lo tanto dirigirse a nuestra web. Además, si el contenido es de calidad también aumentaremos el posicionamiento orgánico de los buscadores (SEO), le caeremos bien a Google y subiremos posiciones en los resultados de las búsquedas.

• ¿Qué periodicidad debe tener la Newsletter?

Para no resultar pesados o que el cliente pueda molestarse y producir rechazo, lo mejor es una Newsletter mensual. Pero dependerá de cada negocio. Una sala de fiestas puede mandarla semanal informando de lo que organice para el fin de semana.

• ¿Qué debo tener en cuenta?

Apostar por un contenido de calidad es básico. Hay que pensar que nos introducimos al correo de un usuario y no debemos molestar. Al contrario, generarle interés. Y ahí, en el medio de todo ello, nuestros productos, ofertas o servicios.

• ¿Cómo consigo suscriptores para la Newsletter?

Es la clave de todo: conseguir la dirección de correo electrónico del cliente. Hay multitud de fórmulas, desde poner un «cazamails» en nuestra web hasta hacer promociones a través de las redes sociales en las que deben registrarse con su mail. Descuentos, ofertas y promociones a cambio de sus datos. Si tenemos una tienda física, sorteos en los que deben rellenar un papel para participar y evidentemente le pediremos el mail. Muchísimas opciones para conseguir un bien tan preciado: el camino directo al cliente.

 

Por cierto, ya que estamos, te invitamos a registrarte a nuestra Newsletter dejando tu dirección de correo en la parte superior derecha de esta página. No nos hagas ese feo… 😉