Tal día como hoy se cumplen 163 años del nacimiento del New York Times. El 18 de septiembre de 1851 Henry Jarvis Raymond y George Jones creaban el quinto periódico de la ciudad estadounidense. Y gracias a su rigurosidad, buen trabajo, grandes artículos y reportajes y sobre todo enorme credibilidad han conseguido convertirse en uno de los mejores medios de comunicación del mundo, avalado por los más de 100 premios Pulitzer ganados.

Y una empresa que va camino de ser bicentenaria y que sigue teniendo éxito y rentabilidad es sin duda gracias a que ha sabido adaptarse a los tiempos modernos. Actualmente, de los más de 1500 trabajadores del periódico, unos 400 se dedican exclusivamente a las nuevas tecnologías. De hecho, su primera edición digital en un Internet en sus inicios fue en 1996, teniendo acceso a toda la información del periódico de forma gratuita.

Y ese es el gran debate que existe hoy en día en la prensa actual. Cómo adaptarse al online. Hay algunos que optan por ofrecer todo el material del periódico gratuito en su página web, como El País. En cambio otros lo suben a partir de una hora concreta, como el diario deportivo Sport que lo hace a partir de las 15:00 de la tarde. U otros que optan por una forma mixta, con contenidos Premium y otros gratis, como el diario catalán Ara.

Sea como fuere es evidente que el futuro de la prensa escrita pasa por su conversión digital y cada vez más el papel va en decrecimiento a favor del online. A largo plazo, el medio de comunicación recorta gastos, ya que deja de imprimir, no gasta papel, tampoco tiene intermediarios (repartidores, quioscos, etcétera) y además tiene un control total de los datos y de los hábitos de su consumidor. Pero el problema es la inversión inicial y sobre todo convencer al periodista que la noticia no debe contarla al día siguiente si no que el periódico sale constantemente en la web.

Pero como en todos los negocios, solo los atrevidos y los que entiendan que el camino a seguir es priorizar el futuro y no anclarse en el pasado, conseguirán que su negocio perdure en el tiempo. Vale para los medios de comunicación pero también para cualquier otra empresa. Llevamos un Smartphone encima todo el día. Y a través de él nos comunicamos y nos informamos. Lo más sencillo es que nuestra marca o negocio también logre meter la cabecita en ese aparato. A través de una aplicación, de una página web, de las redes sociales…

Estar es sobrevivir, solo pensar offline es agonizar.