No todas las redes sociales son buenas para decir aquello que queremos comunicar. En la mayoría de ocasiones lo que escribimos en Facebook no es válido en Twitter o lo que colgamos en Instagram no tiene sentido subirlo en LinkedIn. Debemos tener muy claro para qué sirve cada Red Social y lo que esperan leer nuestros seguidores en ella.
Cada cosa en su lugar y un lugar para cada cosa

La mezcla de redes sociales, por lo general, no lleva a ninguna parte. A nivel de usuario es obvio que cada uno puede hacer lo que quiera con sus redes sociales. Y seguramente, para no perder tanto tiempo en ellas un mismo mensaje lo comparte en más de una.

Pero a nivel de empresa esa misma opción puede ser perjudicial. Debe existir una estrategia diferente dependiendo de cada red social. Y sobre todo no se puede dar la sensación de tener un solo mensaje y lanzarlo de igual manera por todas las redes ya que eso dañaría nuestra imagen.

Y por encima de todo, debemos cuidar nuestro perfil. Debe estar perfectamente personalizado y con los avatares e imágenes de fondo adecuados a cada red social. En este artículo hay una guía con las medidas adecuadas para las imágenes de perfil de cada red.

Definimos a continuación las redes sociales destacando las diferencias básicas que tiene cada una, sobre todo desde el punto de vista de una empresa.

Facebook:

  • En esta red no podemos ofrecer información muy pesada sobre nuestro negocio u ofertas complicadas. Normalmente nuestros seguidores nos leerán en momentos de ocio, en el sofá, la cama, el servicio o en momentos de escaqueo del trabajo. Es muy importante acompañar las noticias con imágenes o vídeos para captar la atención de los usuarios.

Twitter:

  • Las empresas tienen en esta red una oportunidad para fomentar una imagen de profesionalidad y consolidarse como fuente de confianza en su sector. Hay que combinar información interesante con autopromoción del negocio. De la misma manera que entramos en un quiosco y compramos un periódico o revista, en Twitter elegimos un usuario. Es la fuente informativa de mayor alcance que existe actualmente. Podemos saber al instante lo que sucede en el mundo sin ver ni leer la prensa.

LinkedIn:

  • El CV en papel tiene los días contados. Para una empresa sirve como tarjeta de presentación, indicando tus datos y tus servicios, y compartiendo artículos interesantes o comentarios para afianzar tu posición de profesional del sector. En un futuro muy próximo será la plataforma más importante para la búsqueda de empleo.

Instagram:

  • No es una red social que todas las empresas puedan sacarle el jugo necesario, se necesita material visual para poder llevar el mensaje deseado a los seguidores.

Google +: 

  • A pesar de su incomprensión, la presencia en esta red social es imprescindible para que Google te dé una buena indexación en su buscador.

Youtube: 

  • Al igual que pasa con Instagram, Youtube es una red social imprescindible siempre y cuando tengas suficiente material audiovisual para rellenar tu canal.