Llega la época del año con más #postureo por minuto: VERANO.

Siempre me habéis leído y escuchado defender el postureo de bien, aquel que es necesario para mejorar nuestra marca personal y potenciar nuestras bondades… y ahora no va a ser menos.

Si hacemos cosas guays hay que explicarlas, ¿por qué te las callas? Disfrutar del momento y hacer partícipes a los demás. Antes de las redes sociales debíamos esperar a llegar al trabajo o quedar con los amigos para explicar qué habíamos hecho durante las vacaciones o fin de semana o escapada, ¡ahora NO! no hace falta esperar tanto. Podemos colgar la puesta de Sol maravillosa, la cervecita fresquita en una terraza, nuestra salida en bici,… al momento.

Este postureo no solo lo verán tus amigos más íntimos, aquellos que ves más a menudo, también es una oportunidad para seguir en contacto con conocidos o, incluso, conocer gente nueva. ¡FABULOSO!

Hagamos del instante bueno algo excepcional, recordemos pequeños momentos para siempre y compartamos, comentemos y chateemos.

Si llegado aquí aún sigues con la palabra “intimidad” en la cabeza… olvídate. Guardemos la verdadera intimidad como un tesoro, pero aquello que se puede explicar y disfrutar con más gente… publícalo, n-o p-a-s-a n-a-d-a.

Y si llegado a este punto ya estás convencido, recuerda esta checklist con 10 fotos que debes hacerte antes de finalizar el veranito:

  • Pies desnudos en la playa o con fondo veraniego.

View this post on Instagram

Comfy & trendy: Our Etta leather sandals

A post shared by LOVELY PEPA COLLECTION (@lovelypepa) on

  • Puesta de Sol. Importante parecer que estas solo en la playa o montaña.

  • Foto en el medio del mar o piscina vacía de gente con flotador (a poder ser de aguacate o unicornio).

View this post on Instagram

Melting in Barcelona.🍦

A post shared by BELEN HOSTALET (@belenhostalet) on

  • Cocktel, cerveza u horchata en mesa de terraza de bar y fondo difuminado. (Carles prefiere cava o vino)

View this post on Instagram

Moments. Amics. Barcelona.

A post shared by Carles Fité (@carlesfite) on

  • Que el #SummerVibes fluya por cada pixel de la foto. Esencial aparecer con amigos y todos sonriendo como si fuera la mejor fiesta del año, a poder ser en el patio de una casa rural con lucecitas en el techo.

  • Post con helado u otro postre extremadamente Junk Food pero apetitoso.

  • Crear sitios especiales. No es estrictamente necesario que sea un rincón inhóspito, vale con que parezca que tu sabes donde es y los demás no. Incluso si tienes que recortar a los tropecientos turistas que hay a lado y lado… hazlo, no pasa nada.

View this post on Instagram

on the way…

A post shared by Ó S C A R C A S A S (@oscar_casas_) on

  • Ir a un festival de música o market y hacerse fotos poco naturales.

  • Si no sabes hacer Yoga, ya tardas. Una postura de yoga bien puesta puede ser un gran generador de likes. También puede substituirse con una foto haciendo deporte, que parezca que hay un fotógrafo escondido a cada paso que das. Importante: no sudar, cabeza alta y que parezca que lo haces todos los días.

  • Foto en bañador o bikini al final de las vacaciones y con el punto de moreno más álgido del año.

View this post on Instagram

Last days of summer holidays with my best friend

A post shared by Jon Kortajarena (@kortajarenajon) on