En los últimos días hemos escuchado que Facebook está reduciendo el porcentaje de visibilidad de las páginas de empresa que realizan SEO en vez de pagar campañas. Google se rumorea que cada vez primará más el SEM y quiere desbancar las búsquedas orgánicas.
Todo parece que se mueve hacia las estrategias de pago, ¿verdad? #rumores

El SEO es quién nutre de contenido de calidad el mundo online, no puede desaparecer ni podemos poner palos a las ruedas. Debemos favorecer y endurecer los algoritmos para hacerlos más humanos.

Las empresas deben trabajar bien (=SEO) y potenciar campañas puntuales (=SEM).

No me imagino en un mundo 2.0 donde se prime solamente las campañas de pago. Todo serían anuncios y mensajes definidos para vender, nada de contenido y mucho de persuasión.

Además, el SEO atrae a empresas y usuarios quienes hacen la masa de personas interconectadas. Gracias a esta masa lograremos que las empresas que realizan buenas políticas gratis de promoción quieran pagar para publicitarse puntualmente y favorecer una oferta concreta.

Cuanto más SEM menos democratización de la red. Si no conseguimos que el buen contenido triunfe, volveremos a la época dónde solamente las grandes empresas podían llegar a un gran número de potenciales clientes. Olvidémonos de viralizar una pequeña campaña o de que un pequeño comercio triunfe gracias a un magnifico producto.

Si Facebook sigue con esta política de restar protagonismo a las pequeñas empresas habrá empezado el principio del fin. Abrirá la puerta a otras redes sociales que podrían restarle cuota de mercado. Nos movemos por modas y ya llevamos mucho tiempo con la misma.

En el caso de Google me cuesta creer que se decante por los anuncios de pago, su gran activo es favorecer la búsqueda de cualquier empresa o producto. Humanizar y endurecer su algoritmo puede enriquecer internet y darle muchos beneficios.