Ya hemos comentado muchas veces en este blog de destacar por encima de los demás. Insistiendo en que hay que ser originales o bien diferentes.  De hecho incluso hemos hablado de frases que abordan el tema con contundencia:

O eres diferente, o eres barato.

Pero este objetivo cobra todavía mayor interés cuando el tema del que tratamos es a priori aburrido. Cuando el mensaje es espeso y difícil de transmitir hay que hacerlo atractivo de la mejor manera posible.

Debemos esforzarnos porque cualquier contexto, por complicado que parezca, se le puede dar la vuelta. El contenido siempre es importante, imprescindible que sea de calidad. Pero también hay que cuidar el continente.

El vídeo de hoy es brillante. A priori una clase de matemáticas parece la cosa más aburrida del mundo. Pero este profesor consigue que sea divertida, viral y seguramente inolvidable para sus alumnos.