En MarfiCom somos muy dados a aprovecharnos de las reuniones lejos de nuestra oficina y hacer un poco de retirada espiritual profesional. Donde mezclamos sesiones de brainstorming, trabajo, cultura y ocio; de la mezcla siempre salen nuevas y mejoradas ideas.

Hoy os voy a hablar de una exposición que nos hizo reflexionar el pasado sábado en Madrid. Se llamaba Big Bang Data coproducida por Fundación Telefónica y el CCCB. Una exposición donde nos hacen abrir los ojos sobre la [textmarker color=»C24000″ type=»text color»]gran cantidad de datos que todos y cada uno de nosotros sube a la red[/textmarker], datos que pueden ser interpretados y manipulados para ofrecer más datos y conocer cada paso que damos.

Y todo esto lo generamos los seres humanos por la necesidad que tenemos de estar comunicados y conectados con el resto de personas. La nueva revolución mundial viene en forma de bytes.

¡La polémica está servida!

1.- 🙁 [textmarker color=»C24000″ type=»text color»]No quiero[/textmarker] sentirme perseguido y que algo tan manipulable como la “nube” tenga todo aquello que hago o dejo de hacer. ¿Dónde está la privacidad? ¿Existe realmente?

2.- 🙂 [textmarker color=»C24000″ type=»text color»]Gracias[/textmarker] a cada acción que realizo genero unos datos que producen otros datos que hacen mejorar mi experiencia en la vida. La publicidad se adapta a mí y no tengo que soportar anuncios de productos que no me interesan. Los servicios cada vez se enfocan más en el cliente individual y menos en los deseos de un empleado sentado delante de un ordenador en la otra parte del mundo.

Adaptabilidad al cliente Vs Privacidad

¿Os imagináis esta situación?

Entráis en el Zara y en cada estantería hay una pequeña cámara que detecta tus datos faciales y extrae tu edad aproximada, sexo, complexión física y tu forma de mirar una determinada prenda. Comparando datos y extrayendo conclusiones se podrá adaptar la colección y el establecimiento para ofrecer una mejor experiencia de compra a cada cliente.

Objetivo: Las empresas harán más negocio y los clientes quedarán más satisfechos. [textmarker color=»C24000″ type=»text color»]¿Win-Win?[/textmarker]

[textmarker color=»C24000″ type=»text color»]Pero no todo es tan bonito[/textmarker]. Seguramente uno de los puntos para invertir miles de millones de euros por todas las empresas tecnológicas que se dedican al tráfico de datos sea la protección del Big Data. Estamos hablando del material más preciado en los próximos años, no existirá material más buscado que la información bien filtrada y mejor interpretada. Y como todo material preciado existirán robos y explotaciones.

Estamos entrando en la nueva revolución tecnológica que afectará a todos los sectores de la economía actual y futura. Debemos estar preparados e intentar avanzarnos. Puede que el error de la sociedad actual es que intentamos educar y legislar como lo hacíamos en el pasado sobre algo que cambiará el mundo en el futuro.