Internet está cambiando el mundo y por lo tanto muchas de sus disciplinas. Una de las más evidentes es la publicidad. Habréis notado por ejemplo que si buscáis alguna información en la red, automáticamente os salen anuncios de ello en las páginas webs que visitáis a continuación.

Es decir, si consultáis vuelos de Barcelona a Madrid y luego entráis en Facebook os saldrán anuncios de dichos vuelos. O si queréis comprar una bicicleta y miráis varios modelos en Google, luego os saldrán bicicletas por todas las páginas que visitéis.

[blocktext align=»right»]Google quiere dar un paso más y amenaza con entrar en el mundo de la publicidad en televisión[/blocktext]

Esto es debido a las famosas cookies. Cada vez que navegas das permiso para que rastreen todo lo que haces en la red. Y ese rastro que vas dejando lo utilizan para saber todo de ti y por lo tanto ofrecerte al detalle aquello que más te interesa.

Y el máximo beneficiado de todo ello es Google, al ser el rey de los buscadores. Sabe lo que buscas y solo tiene que hacer pagar a las empresas por aparecer en esas búsquedas. Eso sí, estas solo pagan si el usuario clica en el link.

Y ahora Google quiere dar un paso más y amenaza con entrar en el mundo de la publicidad en televisión. Desde sus cuarteles generales de investigación en Mountain View llevan tiempo trabajando en ello. Y de momento lo están probando en tres poblaciones de Estados Unidos (Kansas, Provo y Austin) con proyección de llegar a cinco más.

El primer paso de Google ha sido lanzar su propia oferta de internet más televisión en estas ciudades con tres posibles opciones que han reventado todos los precios de la competencia:

A)     Internet básico de 5 megas de bajada y 1 de subida: pago único de 273€ de instalación y luego gratis.

B)      Gigabit Internet con 1.000 megas de subida y bajada: instalación gratuita y 63€ al mes.

C)      Gigabit Internet + TV con 1.000 megas de subida y bajada, 150 canales de televisión, 1 TegaBite en la nube y una Tablet que sirve de mando a distancia: instalación gratuita y 118€ al mes.

La media de velocidad de internet en Estados Unidos es de 9 megas (en España 5) y la tarifa media es en torno a los 54€ al mes, y Google ofrece un servicio ¡100 veces más rápido! por muy poco dinero más. Eso ha hecho que muchas empresas se hayan mudado a estas ciudades para aprovechar la velocidad y su coste. Según el Washington Post se han instalado más de 250 nuevas empresas en tan solo cuatro meses en Kansas City. La competencia ha acusado a Google de ofrecer un servicio por un importe inferior a su coste, pero evidentemente Google gana, y mucho.

¿Qué gana Google?

Para empezar, a más velocidad más navegación. Por lo tanto más búsquedas, más anuncios, más clics y más ingresos. Y segundo monitorizar qué ven sus clientes en televisión y crear una nueva manera de entender la publicidad:

Exportar los anuncios de Adwords a la pequeña pantalla

Y eso es lo que ha empezado a hacer en Kansas City. Cada televisor emitirá la publicidad que más interesa a su consumidor. Tú estarás viendo un anuncio y tu vecino otro. Y no solo eso, los anunciantes solo pagarán por anuncios vistos, y al igual que hace con adworks, puedes limitar el número de pases que desees.

Una revolución sin precedentes que seguro que marcará un antes y un después en el mundo de la televisión.