Muchas de las dudas que tenemos  los gestores de contenidos sobre la publicación o no de nuestras creaciones pueden resumirse en 2 respuestas posibles: SUMAR y RESTAR.

Cuando tengas dudas sobre si publicar un contenido hazte la pregunta clave: “¿Este contenido suma para la imagen de mi empresa?”

Si la respuesta es: ¡No lo dudes y publícalo!

Si la respuesta es “No sabe no Contesta”: No publiques por publicar, nuestros seguidores agradecerán menos contenido y de más calidad. Un tuit que no aporte puede provocar un unfollow.

Si la respuesta es NO: Sigue pensando y ni se te ocurra publicar. En este caso tienes el unfollow asegurado.

Toda publicación debe tener implícita un sentido de marca 2.0, debemos dar la vuelta a cada mensaje hasta llegar a centrarlo en la línea de comunicación marcada. Debemos crear marca informando y no publicitando.

¿Por qué nos siguen nuestros seguidores? ¿Qué quieren leer? ¿Estamos ofreciendo información o publicidad? ¿Cada uno de los posts transmite la imagen de nuestra empresa?

Si conseguimos sumar en cada publicación que realizamos, nuestros seguidores nos permitirán un poco de publicidad. Lo verán como un peaje a pagar para leerte. Sin duda el ratio correcto es 2 contenidos publicitarios por cada 8 informativos.

Aún cumpliendo el ratio debemos intentar adornar nuestra publicidad para que nuestros lectores lo perciban como contenido de calidad.

RESTAR nunca debe ser una opción, todo contenido debe SUMAR para crear la imagen de marca que queremos transmitir a nuestros futuros consumidores.