Ojalá se pudiera predecir el futuro, tanto en temas de SEO como de redes sociales, pero este trabajo debemos dejarlo para las pitonisas y videntes y los simples mortales debemos remitirnos a los datos reales, que son los únicos que pueden demostrarnos si las redes sociales y el SEO van de la mano.

[blocktext align=”left”]En el marketing digital todas las áreas que intervengan deben remar en la misma dirección[/blocktext]La base de la que debemos partir para crear una buena estrategia de marketing digital es que todas las áreas que intervengan deben remar en la misma dirección, tanto la parte online como la parte offline. Cada vez la competencia en internet es mucho más feroz y la crisis ha sido uno de los factores que ha precipitado este salto de todos los pequeños y grandes negocios al mundo online, con la esperanza de encontrar nuevas vías de negocio y canales de venta alternativos. Ahora más que nunca es necesario tener una web usable, orientada al usuario y a la conversión al igual que generar engagement y conseguir la máxima visibilidad a través de las redes sociales.

El objetivo del SEO es intentar posicionar nuestra web en los ansiados primeros resultados de Google ¿Por qué Google? Porque es quién tiene un mayor número de usuarios, un 80% de los internautas españoles usan Google como su único buscador. ¿Para qué posicionarnos? Para tener más posibilidades de ganar tráfico y luego dirigir ese tráfico dentro de la web a la interacción y a la conversión (que los usuarios compren un producto, que se suscriban a un blog, que comenten, que repitan, etc.). Según un reconocido estudio de Chitika realizado en 2013, la primera posición en los resultados de Google es quién se lleva el mayor pedazo de la tarta con un 33%, la segunda posición un 18% y el último resultado de la primera página de Google un 2,4%. Si pasamos a la segunda página y sucesivas estamos prácticamente destinados al destierro.

grafico enredando seo

Para conseguir esos ansiados puestos, Google tiene en cuenta muchísimos factores agrupados en un algoritmo que nadie ha descifrado aún, pero que por las pistas que nos va dando y por la experiencia basada en resultados sabemos que cada vez más el objetivo de Google es tener en cuenta el patrón de navegación del usuario, la opinión de las personas, su relación con otras webs relacionadas del sector y por supuesto el tráfico (visitas de los usuarios) que tienen las webs. Es en este punto donde las redes sociales comienzan a tener cada vez más valor, los usuarios comparten información y comentan en redes sociales, estas son las que más datos tienen de los usuarios, de sus gustos, sus amigos, sus relaciones, su ubicación, etc..[blocktext align=”right”]Un 80% de los internautas españoles usan Google como su único buscador[/blocktext]

Si Google cada vez toma más en cuenta el patrón de navegación de una persona, evidentemente no puede dejar de mirar muy de cerca el mundo social media. “¿Dónde bebe el león? ¿Dónde comen las gacelas”. Lo que pasa en las redes sociales es directamente una muestra de lo que interesa más o menos a los usuarios. Si algo se comparte, se comenta y gusta mucho, será porque es algo bueno y relevante y se merece ganar posiciones, ¿no? Éste sería el planteamiento de Google: no es una persona, pero toma nota de lo que hacen las personas para poder hilar más fino a la hora de filtrar la calidad de una página y hacerle subir o bajar posiciones en sus resultados de búsqueda. No es ni mucho menos el único factor, pero sin duda las redes sociales son un buen indicativo a la hora de medir lo que gusta o no gusta a los usuarios.

Google y redes sociales

En uno de los últimos artículos del señor Matt Cutts (jefe de Spam de Google), nos hablaba de que Google no tenía en cuenta las menciones ni interacciones sociales de redes sociales como Facebook o Twitter y que estás páginas no son tratadas de forma diferente a cualquier otra (curiosamente no nombró a Google +), pero este dato deberíamos dejarlo en cuarentena por dos motivos:

1.- Porque Google, padre de Google Plus, no va a alabar a la competencia directa de su hijito.

2.- Porque las redes sociales, sean cuales sean, son herramientas que bien gestionadas nos ayudan a darnos a conocer y ganar más tráfico para nuestras web (factor que, como hemos mencionado, es un dato de peso para Google), ganar visibilidad y más oportunidades de que nuestro contenido sea enlazado desde otras webs (otro de esos factores que tiene relevancia para el rey de los buscadores).

Qué decir de Google Plus, que es una red social que no podemos perder de vista: es parte de Google y evidentemente Google va a barrer para casa. Pero no sólo debemos tenerla en cuenta para el SEO, al final Google no es tonto y será capaz de determinar si una cuenta esta activa tiene seguidores, comentarios, interacciones, +1 etc… Si sólo estamos por estar no vamos a conseguir la interacción del usuario y podremos incluso ser considerados como un Bot.[blocktext align=”left”]El SEO necesita de las redes sociales y forman un tándem perfecto para lograr un mejor posicionamiento[/blocktext]

Si nuestra web tiene un volumen de tráfico considerable será uno de esos factores que Google tendrá más en cuenta para medir nuestro derecho a estar entre los primeros resultados o por el contrario desterrarnos a una tercera o cuarta página. El SEO necesita de las redes sociales y forman un tándem perfecto para lograr un mejor posicionamiento. No podemos desligar una cosa de la otra si queremos tener una estrategia de Marketing Online para nuestros negocios, eso sí siempre con una estrategia detrás y de la mano de buenos profesionales.

¿Son las redes sociales el futuro del SEO? Yo diría que las redes sociales son el presente y que son un factor importantísimo para el SEO y a la inversa. Si una web está bien posicionada y muestra los enlaces a nuestras redes sociales evidentemente ganaremos más seguidores. Redes sociales y SEO deben ir de la mano y retroalimentarse mutuamente.

[miscellaneous type=”superscript”]*Isabel Romero es profesional del Marketing Online especializada en SEO & Copywriting en soyisabelromero.com[/miscellaneous]