[dropcaps]Antaño los mineros encontraron en los canarios un aliado necesario para salvar sus vidas. Los utilizaban como herramienta para conocer si una mina era habitable. Este animal es sumamente sensible a las condiciones adversas con ciertos gases como el metano o el CO. Además, podían saber si las cantidades de oxígeno o de cualquier otro contaminante eran tan bajas o tan altas respectivamente que no permitían la vida en esa zona.[/dropcaps]

Normalmente el canario con el cambio de ambiente emitía su cante, pero si por el contrario, el canario se quedaba callado o, peor aún, se desmayaba, quería decir que debían desalojar la zona de inmediato.

canario en mina twitter

Sustituye el canario por el pájaro de Twitter, el canto por los comentarios positivos de nuestro TL; los gases nocivos son los tuits en contra de nuestra reputación, el minero es nuestra marca y la mina nuestra comunidad.

Twitter funciona de la misma manera con nuestra marca o empresa. Twitter es sensible a los COmentarios.

Además de fidelizar a nuestros lectores y convertirlos en clientes gracias al contenido y la interacción que nosotros debemos fomentar, Twitter debe funcionar como alarma para ver la tendencia de opinión y qué está fallando dentro de nuestra estrategia.

Debemos beneficiarnos de la inmediatez de la red social a nuestro favor. Si no escuchamos al pájaro de Twitter cantar y lo escuchamos toser, debemos reaccionar e intentar girar la situación antes del desmayo. Si nuestros mensajes no tienen interacción con nuestra comunidad, los gases nocivos harán mella en nuestra reputación, deberemos cambiar de estrategia y oxigijenar la mina. Nuestro pájaro de Twitter debe cantar, estar alegre y convencer más que las empresas de nuestro sector.

Atajar el problema cuando empezamos a notar los primeros indicios de gases nocivos es muy importante para que el ambiente no se vuelva irrespirable.