El otro día un buen amigo mío me comentó que finalmente se había decidido a hacer un blog para ir publicando sobre los temas que le apasionan. Y me hizo una pregunta clara y directa: “¿Blogger o WordPress?”.

Y me inspiró para escribir acerca de este tema con algunos consejos para todos aquellos que se deciden a escribir un blog por primera vez. Además hay muchos motivos para empezar a hacerlo. La de hablar de hobbies, como era el caso de mi amigo; pero también puede servir para potenciar la marca personal de uno, escribiendo sobre su especialidad profesional y ganar visibilidad y credibilidad porque… nunca se sabe cuándo te puedes cruzar con un busca talentos.

Otra opción es crear un blog para especializarse en cursos de alguna manualidad concreta y quién sabe si a la larga terminas haciendo de pago ese contenido a cambio de una pequeña cantidad mensual a modo de suscritores.

Sea como fuere si quieres empezar a crear un blog, aquí tienes una guía de los primeros pasos.

 

Blogger o Wordrpess

La respuesta es tan clara y directa como la pregunta: WordPress, sin duda. Incluso comparando las dos versiones gratuitas por posicionamiento es infinitamente mejor wordpress que blogger. Con la paradoja de que blogger es de Google: increíble. Además el editor es avanzado y a la larga, si hiciera falta, lo podrías convertir fácilmente a wordpress de pago comprando un dominio y alojamiento.

De hecho esta es la opción más recomendada. Por menos de 100€ al año tienes un blog que controlas perfectamente, fácil de diseñar a través de una plantilla y con múltiples opciones gracias a los plugins.

 

Página de inicio o portada

Si quieres escribir un blog debes pensar si vas a tener una página de portada o inicio o directamente la página con todas las entradas. No hay una opción mejor que la otra. Dependerá de lo que busques, de si escribes de temas diferentes y quieres discriminarlos en una página inicial o destacar alguna categoría. En la página de entradas siempre aparecerán por orden cronológico.

 

Categorías y Etiquetas

Un blog funciona a través de una entrada. Esta entrada tiene una imagen destacada. Las entradas siempre aparecen por orden cronológico. Pero se pueden dividir por categorías. Cada entrada puede estar en más de una categoría. Y puedes poner tantas categorías y subcategorías como desees.

Luego están las etiquetas. A cada artículo le puedes atribuir las etiquetas que desees. Sirven para agrupar diferentes aspectos de la misma entrada. Dejadme que ponga un ejemplo:

Si escribes sobre recetas de cocina y tienes estas dos entradas:

  • Estofado de Ternera y Champiñones con Salsa de Vino y Chocolate.
  • Pastel de chocolate esponjoso con fresas.

El estofado pertenecerá a la categoría de “Platos principales” por ejemplo y el pastel a la de “Postres”. Pero los dos comparten la etiqueta de “chocolate”.

 

Frecuencia

Si quieres tener un blog debes cuidarlo y dedicarle tiempo. Si no, no empieces. Olvídate. Porque no hay nada peor que un blog anticuado, dejado y sobre todo desactualizado. No quieras tampoco empezar muy fuerte y luego no puedas cumplir los plazos que te has propuesto al principio. Mejor hacer poco y bien durante todo el tiempo, que mucho y mal y dejarlo a medias. Proponte empezar un par de posts a la semana por ejemplo. Lo mejor es que puedes dejarlo programado y así puedes planificar y trabajar con tiempo.

 

Posicionamiento del blog

Otra de las grandes preguntas es cómo tener visibilidad y aparecer en Google. Para ello una primera opción es estar en wordpress. Lo segundo es escribir contenido propio y de calidad. Y luego algunos consejos que te serán útiles para gustarle a Google:

  • Escribe al menos posts de 300 palabras.
  • Utiliza links internos (hacia otras entradas de tu blog) y externos (a páginas que menciones). Pero hazlo con hipervínculos cuando hables de un tema al respeto. No pongas nada de “más información aquí” o algo parecido. Sobre todo que todos los links se abren en una ventana nueva.
  • Usa palabras clave sobre el tema que vas a tratar. Sobre todo en el título y en el primer párrafo.
  • Utiliza subtítulos H2 para posicionar mejor.
  • Ponle un título razonable a las imágenes (no «pic71283.jpg») y etiquetas alt.

 

Y a partir de aquí, mucha suerte y mucho ánimo en tu aventura en empezar un blog. Atrévete porque vale la pena.