Una de las peticiones que más te hace un cliente es que quiere aparecer en Google. Lo más arriba mejor. Quieren posicionamiento. Y más allá que entiendan que esto no puede ser inmediato y que necesita de tiempo y trabajo, siempre les hago la pregunta del millón: ¿y qué tal está vuestra web? Y ahí empieza el drama.

Porque el secreto de un buen posicionamiento siempre está en la web. Porque en el fondo lo que vas a posicionar no es tu negocio o tu producto, vas  a posicionar un enlace. Exacto un enlace que lleve a la gente dónde sea. Pero Google ofrece enlaces a sus clientes, nada más. Enlaces en forma de fotografía, de ecommerce, es igual, pero un enlace.

Entonces, lo primero que debemos hacer es tener una buena web con unos buenos enlaces. No puedes querer posicionamiento sin una buena materia prima. Por lo tanto cuando decidas tener una web piensa bien en cómo hacerlo. Lo barato siempre resultará más caro. Y no sólo la página, también dónde la alojas.

Porque este es otro clásico. Servidores que cierran y te dejan tirado, imposibles de contactar con ellos, que solo te dan el contacto a través de un mail o te abren un ticket que no se termina de aclarar nunca. ¡Qué importante es tener un hosting de garantía! Nosotros siempre confiamos en CDMON, y no es publicidad porque ni los conocemos ni nos pagan. Y quizás no son los más baratos pero siempre, y digo siempre, nos han solucionado los problemas.

Una vez tienes un hosting de garantías, haz una página de garantías. Hay muchos tipos de web, pero que sepas qué están haciendo. Si es un wordpress o un joomla, si es toda de código o no. No es mejor una cosa que otra, todo dependerá de qué necesites. Pero la mayoría de negocias, para tener una web básica de quién soy y qué hago, absolutamente recomendable un wordpress.

Pero bien trabajado. Con contenido de calidad, con plugins correctos y no excesivos que aumenten el tiempo de carga. Con un buen tratamiento de SEO, a conciencia. Y claro, esto no es barato. Pero ojo, tampoco va a ser muy caro. Pero esta primera inversión es imprescindible para que Google sea tu amigo.

Y si hemos hecho bien esto, ahora toca llevarse bien con Google y posicionarse. De acuerdo que el algoritmo de Google es muy complicado y nadie los sabe del cierto pero una cosa tenemos clara. Google quiere humanizarse al máximo y que los resultados se ajusten al máximo a lo que los usuarios buscan. Pues bien, si una página está actualizada cada día, Google la priorizará a otra que lleve meses sin hacerlo porque seguramente los contenidos ya no serán válidos.

Si una página tiene links en muchas páginas (pero de verdad y con sentido, no de cualquier forma) Google entenderá que mucha gente la recomienda y por eso le dará más valor. Si tiene muchas visitas también posicionará mejor. Si tiene una página de toda la web hablando exclusivamente del tema que buscas también ofrecerá antes este resultado.

En el fondo, se trata de sentido común. Google lo utiliza, y nosotros si hacemos bien nuestro trabajo, también lo usaremos y posicionarnos nos será mucho más fácil.

Entonces para posicionarte mejor, ¿qué es lo que quieres? ¿Una web barata o una web bien hecha?