Hola, soy la página web de MarfiCom y esta vez me toca a mí hacer de anfitrión. Son muchas las firmas que han pasado por este blog todos los miércoles. Algunos mediáticos, otros anónimos, emprendedores, empresarios, blogueros… pero todos con un denominador común: el online.

He intentado tener distintos puntos de vista, diferentes sectores de la vida que analizan y nos explican cómo aplican los cambios que aporta el 2.0 en su vida personal y profesional. Y es que esta gente de MarfiCom cree que la comunicación online es transversal, es decir, se puede y debe aplicarse a todos los factores de la vida. Ya no es el futuro, es el presente y casi el pasado reciente.

Recuerdo el primero, el gran gurú del 2.0 y amigo Oscar del Santo, que me apadrinó cuando nací a principios de noviembre. Un apoyo impagable para un bautizo por todo lo alto. Después turno para uno de los mejores periodistas y más mediáticos y apasionado de las redes sociales, Axel Torres.

Y el tercer elegido fue el que me vistió y me puso estos tonos naranjas que tan bien me sientan: Néstor Sard, un erudito del branding, indispensable para empezar cualquier empresa o negocio.

En el tramo final del año 2013 recibí la visita de un empresario que es capaz de aplicar con brillantez las redes sociales y el 2.0 en un mundo tan complicado como los riesgos laborales, Joaquim Ruiz. Seguido de un profesor que utiliza Twitter en sus clases de secundaria, Magí Barneda; y Xavi Caminals un famoso locutor musical que nos relacionó su mundo con las redes sociales. Y cerramos el año con Marc Centelles, que en lugar de escribir me dejó un vídeo en el que detallaba herramientas imprescindibles para el crecimiento empresarial.

El año nuevo lo empecé de cine. Pau Serracant escribía sobre los contenidos audiovisuales en la red. Y el mes de enero lo completé con un poco de turismo, con Albert Burrull; un experto de las start-ups y los emprendedores, Alex Brossa y Diego Quesada, que combina la revista offline con el formato online.

Y no fue hasta febrero que tuve la suerte de recibir la primera visita femenina. Marta Álvarez, una entusiasta bloguera que nos hablaba de moda. E incluso los abogados tuvieron su espacio con Joaquim Virgili y su explicación de cómo aplicaba las redes sociales a su negocio.

Después hice un trío. Sí, una triple firma invitada de Antonio López, Antonio Molero y Marco Alcalde que han sido capaces de crear un blog solo de zapatillas deportivas. Demasiado hombre, por lo que llegó el turno de Marina Castro con una excelente explicación sobre el SEM.

Marzo lo empecé con otro gran periodista deportivo y mediático, Quim Domènech con un interesantísimo texto sobre Twitter y los periodistas. Y de un famoso a una modesta empresa familiar de limpiezas industriales que está multiplicando su éxito gracias a las redes sociales y a la iniciativa de su gerente Esther Escobar.

También los jóvenes dejo que se acerquen a mí, como Montse Manén, una entusiasta estudiante de periodismo que no cree que la carrera esté adaptada a los cambios en la comunicación 2.0. Demasiado periodismo. Ahora un poco de marketing desde México, con el apasionado publicista Bernardo de la Fuente. Pero siempre dando mucha importancia a la educación. Es nuestro futuro. De ellos nos tendremos que fiar. De ahí la responsabilidad de los pedagogos como Tomás Pla y los profesores 2.0.

Y finalmente el mes de abril lo he llenado todo de firmas femeninas. Mathilde Outrebon hablando de contenidos; Mariola Dinarès de la importancia del contenido en el blog; y Berta Guim de su amor por la moda y las redes sociales.

No, no he tenido tiempo de sentirme sola en todos estos días de vida. Por la gente que me ha escrito y por ti, que has venido a verme casi cada día. Sirva este recordatorio para agradecer la colaboración y la grandeza de sentirme como punto de unión entre tanta gente válida y tan variada.

Aquí estaré para que me leas cuando quieras, compartas quién me visita los miércoles y veas los vídeos de los viernes. Juntos hacemos más grande y mejor a MarfiCom.