[dropcaps]Una de las preocupaciones cuando nos metemos en redes sociales es que lo sabrán todo de nosotros o que perdemos intimidad. En cambio alguna de sus principales virtudes es la inmediatez o realidad.[/dropcaps]

Pero como siempre en la vida, no es oro todo lo que reluce. Y una foto o un vídeo subido y compartido a las redes sociales que puede parecer inocente, que nos da mucha envidia puede tener mucha trampa detrás.

En el vídeo de hoy precisamente veremos la gran mentira que se esconde muchas veces detrás de las redes sociales. Porque en el fondo, nosotros tenemos el poder. Nosotros decidimos lo que subimos y lo que no. Y sobre todo, la forma, el ángulo y el retoque definitivo de cada archivo que compartimos en la red.

¿Son tus redes sociales también una gran mentira?