[dropcaps]Primer post del año 2016 y he decidido dar mi opinión sobre [textmarker color=»C24000″ type=»text color»]qué pasará en el mundo de las redes sociales durante este próximo año[/textmarker]. Asumo el riesgo de pronosticar sobre un sector muy cambiante y tan atado a las tendencias y opiniones de sus usuarios, voy a intentar ponerle el máximo de conocimiento y arriesgarme con algún que otro consejo. Prometo darle un repaso cuando llegue el final del 2016 para comprobar cuántas de las cosas que digo en este post se cumplen y cuáles no.[/dropcaps]

–          [textmarker color=»C24000″ type=»text color»]Video Streaming.[/textmarker] Durante el 2015 ya hemos visto cómo han asomado la patita algunas aplicaciones de vídeo en directo, por ejemplo Periscope con la cual Twitter quiere dar un golpe sobre la mesa. Es de prever que las demás redes sociales también querrán parte del pastel y sacarán sus propias fórmulas para entrar en este mercado. Facebook ya ha empezado a ofrecer este servicio con cuentas verificadas.

En mi opinión, Twitter necesita integrar Periscope dentro de su aplicación oficial. Debemos tener en cuenta que Facebook sí que lo integra y desde nuestro propio muro podemos ver cualquier vídeo en streaming y con el “gancho” de la reproducción automática que favorece el número de visualizaciones recibidas (gracias a esta técnica, Facebook se ha comido al gigante por antonomasia de los vídeos, Youtube).

En este campo también tiene mucho que decir Snapchat, que si sigue por el mismo camino e innovando en “chorraditas” graciosas y añadir algún servicio más parecido a facebook puede convertirse en la red social para adolescentes más sólida (recordad que los millenials están de moda para las marcas).

Aquí lo dudo, pero me permito aconsejar más que pronosticar para Linkedin que, en mi opinión debería introducirse en este mnundo y mezclarse con el microbloging mediante grabaciones audiovisuales cortas, un recurso que sus usuarios podrían usar para ofrecer su opinión a la comunidad profesional de su sector. De esta forma potenciarían su imagen de marca personal y profesional. CV+artículos interesantes+opinión grabada = Combo profesional perfecto.

 

–          [textmarker color=»C24000″ type=»text color»]Valoraciones sobre personas.[/textmarker] Sin duda este será el cambio más importante. Acostumbrados a valorar restaurantes, hoteles, aplicaciones,… llega el momento de puntuar personas. O mejor dicho, profesionales. Linkedin o bancos de tiempo como TimeFounder tienen un campo a explorar con los ratings personales contrastados. Es muy importante que estas valoraciones no se conviertan como las validaciones de aptitudes en Linkedin, que puntúa quién quiere aun sin haber trabajado con la persona valorada. Me decanto por un servicio parecido al de Booking, donde solamente podremos participar dando “estrellitas” si las dos partes han confirmado que han trabajado juntas.

En las demás redes sociales no le veo mucho sentido, de momento. La única que podría hacer alguna cosa encaminada a este punto sería Twitter, o si más no, podría mejorar el sistema de “verificación de cuenta” actual (el ticky azul que establece la autenticidad de la identidad de una cuenta). #Propuesta para Twitter: Introducir un porcentaje al estilo Klout en la Bío de cada usuario basado en un algoritmo estricto, real y propio.

 

–          [textmarker color=»C24000″ type=»text color»]Último intento para Google plus.[/textmarker] La red social más defendida por mi socio y amigo Carles Fité, él comenta y pronostica que este será el año de G+. Pero como nos gusta estar en posiciones contrapuestas…yo no lo creo. Hemos visto en los últimos 2-3 meses que Google ha querido dar un nuevo rediseño a su plataforma social, ha quitado (por fin) la obligatoriedad de abrir una cuenta si querías un servicio Google y ahora, en 2016, introducirá un sistema de mensajería instantánea o chat que prometen que será más inteligente que los actuales. Cambios y más cambios para salvar lo insalvable.

Pero aunque la mona se vista de seda, mona se queda. El gran y todopoderoso Google no ha podido, hasta ahora, afianzar un producto que estaba destinado a triunfar. Ha tenido todas las facilidades y no lo ha conseguido. Los usuarios 2.0 raramente dan segundas oportunidades, más aun cuando hay otras empresas que ofrecen más, mejor y desde hace más tiempo el mismo servicio.

 

–          [textmarker color=»C24000″ type=»text color»]Saldrá una nueva red social.[/textmarker] Vaya panorama actual que estamos viviendo, tal y como voy informando en mi cuenta de Twitter, rara es la semana que no salga una noticia de algún servicio que una red social no haya copiado de otra. Se está perdiendo la singularidad de cada una y se tiende a que cada una haga de todo (un gran error en mi opinión). Esta poca especialización deja las puertas abiertas a que otras redes sociales más pequeñas o nuevas puedan entrar en el sector buscando segmentos demasiado pequeños para esta globalización o desaprovechadas por el BigFour del social media.

Veremos cómo surgen muchas nuevas redes sociales y seguramente alguna se cuele entre las grandes.

 

–         [textmarker color=»C24000″ type=»text color»] Batalla feroz entre Google y Facebook.[/textmarker] Mark Zuckerberg está dispuesto a sacar las hachas contra todos, peleado con Twitter, enfadado con Snapchat y ahora quiere ir a por Google. Durante el 2015 hemos empezado a ver que Facebook ha mejorado su buscador, potenciado la lectura de noticias (algunas incluso con un símbolo de un rayo para identificar que están optimizadas para una mejor lectura), ahora empezará con vídeos en directo,…y lo siguiente será un sistema de búsqueda de lugares y comercios según las preferencias de los amigos de sus usuarios. Estamos muy acostumbrados a dar datos a Facebook e incluso nos parece divertido hacer likes a sus páginas e intereses, pues gracias a ello Facebook tiene una gran base de datos para ofrecerte la mejor recomendación posible y personalizada. Lo que a ti te gusta también gustará a tus amigos y así te lo mostrará. Parece fácil, pero Google lo tiene más complicado.

 

–          [textmarker color=»C24000″ type=»text color»]Linkedin se comerá a infojobs (y otras).[/textmarker] En este punto entro en discusión con la mayoría de usuarios de Linkedin, una batalla perdida y un remar a contracorriente: “Creo que Linkedin está desaprovechado” (alé, ya lo he dicho). 2016 será el año de la batalla por aumentar masa de usuarios por parte de las redes sociales y Linkedin no es una excepción. Hasta ahora, los perfiles que podemos buscar son puestos de tecnificación medio-alta, si queremos otro tipo de perfil entonces debemos buscarlos por otros canales. Apuesto todo al rojo y me aventuro a decir que Linkedin tendrá una remodelación de modelo de negocio y un rediseño para llegar también a otros públicos. ¿Os imagináis una red social donde encontrar a todo el mundo por su CV? Un gran banco de personas dónde podrás llegar a los mejores perfiles, donde los candidatos pudieran lucir sus trabajos, buscar ofertas interesantes, todo en un mismo lugar y en forma de red social. Linkedin, de esta manera, conseguiría algo que Facebook ya ha conseguido, si no estás en Facebook parece que no existas, si no estás en Linkedin estarás fuera de las posibilidades del mercado laboral. Facebook para la vida personal, Linkedin para la vida profesional.

 

Seguro que habrá más novedades que ahora mismo son imposibles de imaginar, no sabemos si por fin los wareables se popularizarán al extremo, si las redes sociales se harán vitales para la movilidad por las ciudades, ¿cómo nos comunicaremos dentro de un año?,…quién sabe. Pero por este motivo me apasiona este sector, renovarse o morir en su máxima expresión.