No sé si habéis oído hablar del Mystery Shopping o el cliente misterioso. Se trata de un servicio que contratan las empresas para poder comprobar diferentes aspectos de los servicios que ofrecen. Y después elaboran un informe para poder ver qué se hace mal o se puede mejorar.

Es un método muy utilizado en sectores de venta directa al cliente y de servicios. Tales como tiendas, supermercados, bancos, etc. Y además se puede utilizar para pedir algún aspecto concreto y poder ver la reacción de los empleados. Si no funciona la tarjeta de crédito a la hora de pagar, si devuelve una prenda con alguna tara… Situaciones ficticias sin que el empleado lo sepa. La manera más rentable de mejorar el servicio, ya que normalmente cuando el jefe está delante todos le ponemos más interés y atención que cuando no está.

Desde MarfiCom queremos dar un paso más y ofrecemos el servicio de Mystery Shopping 2.0. Porque no solo se debe calibrar el servicio de tracto directo sino también el que se oferta online. Así podemos detectar casos frecuentes de mails de suscripción con faltas tipográficas o de ortografía, gestiones online difíciles de entender y de completar para el usuario o funcionalidad de la página web.

E incluso testear el servicio de atención al cliente online a través de chats interactivos planteando cuestiones concretas para comprobar la respuesta del empleado.

Otro punto interesante para aplicar el Mystery Shopping 2.0 es en la respuesta del community manager. Enviar algún tuit o post con alguna cuestión o sugerencia y ver el tiempo de respuesta y la calidad de esta.

En fin, un servicio que ayudará a cualquier empresa que apueste por el online y que quiera mejorar su servicio y calidad y que MarfiCom, afianzando su compromiso con la innovación y la rigurosidad, pone a disposición de todos sus clientes.