Encaramos los últimos días del año y la locura que ha sido el 2020 tendrá un epilogo interesante a nivel de comunicación. ¿Quién se impondrá en las campanadas? ¿Por primera vez los jóvenes y los adultos las verán en dispositivos (y quizá habitaciones) diferentes? Los nuevos tiempos ya afectan a algo tan clásico como la despedida del año.

En el mundo de la comunicación en España hay un fenómeno sin precedentes: Ibai Llanos. Su crecimiento es tan meteórico que ha ganado el título mundial de mejor streamer del 2020 y, por ejemplo, cuando Marc Gasol ficha por los míticos Lakers concede su primera entrevista al canal de Twitch de este chico de 25 años. Y Ibai ha convocado a todos sus seguidores instándoles a pasar de los padres y abuelos y despedir el año con él. Los tiempos cambian y esta tradición también lo hará. “Vean las campanadas con nosotros y así descubriréis con quién pasa tanto tiempo en el ordenador vuestro hijo/hija o lo que sea”. Mucha fuerza en un solo mensaje de un referente que la mayoría de adultos aún desconocen.

Los nuevos tiempos en comunicación llegan también a la tradición yserá muy interesante ver cómo se organizan las familias. Aunque la invitación de Ibai incluya a toda la familia, los adultos no querrán seguir las campanadas con alguien a quien no conocen y un humor y códigos que no entienden, pero habrá discusiones en casa porque los jóvenes disponen de un aliciente novedoso y llamativo para despedir el 2020 y dar la bienvenida al 2021. «Si lo vemos por internet hay un retraso y comeremos las uvas más tarde, ya en 2021» se perfila como la excusa más usada en los hogares. Spoiler gratis, no lo intenten ya que no funcionará y añado que tampoco les importará cuál es el primer anuncio del año. Visto el panorama, es previsible que tengamos una situación inédita cuando llegue la hora de comerse las 12 uvas: unos pegados a la televisión y los otros, al móvil o la tablet. “Tenemos preparado un show espectacular, lo siento Pedroche”, insiste Ibai. Intereses generacionales diferentes. Los hogares espanyoles asistirán en unos días el primer capítulo de un cambio de ciclo en las campanadas. La televisión también perderá esta tradición, cuestión de evolución porque las nuevas generaciones ya no la consumen como sus padres y abuelos. Pero, ¿y las marcas? ¿sabrán adaptarse? Empezaremos a verlo en breve, con un primer test el día 31 a la medianoche. Estad atentos!