[dropcaps]Una de las ideas que más repetimos en [textmarker color=»C24000″ type=»text color»]Marficom[/textmarker] es que nuestros mundos online y offline deben ir coordinados y siempre unidos. Y también que debemos trazar una estrategia clara antes de empezar a meternos en el 2.0 sin ton ni son.[/dropcaps]

Si unimos estas dos ideas nos hace pensar primero si nuestra estrategia offline es la correcta y adecuada. Os pongo un ejemplo. Esta semana he ido a comer a un restaurante y un joven camarero vino a la mesa a atenderme y me llamó de usted. Yo le dije que no hacía falta ese trato, que lo hiciera de tú ya que todavía me considero joven también. Y él me respondió que eran órdenes del jefe, que primero tienen que hablar de usted y que si luego el cliente lo solicita pueden pasar a llamarle de tú.

Me pareció extraño porque era un restaurante más bien informal, con una pared por ejemplo que era una pizarra con muchos dibujos y frases positivas, con una decoración desenfadada, etc. Me fijé en la carta y había una frase en la que decía, tratando de tú, que si tenías alguna duda no dudaras en preguntar al personal. Entré en las redes sociales y en su Facebook, tanto su biografía como sus posts, también trataban de tú al usuario.

¡Gran incongruencia! ¿Por qué usamos unas normas en el offline diferentes del online? Debemos seguir las mismas premisas, ofrecer la misma imagen, mantener la misma línea. Por lo tanto, antes de pensar la [textmarker color=»C24000″ type=»text color»]estrategia online[/textmarker] debemos chequear la que tenemos [textmarker color=»C24000″ type=»text color»]offline[/textmarker].

Uno de los errores más comunes que se cometen es escribir textos o enviar mails a los clientes y cambiar la forma de tratar al receptor. Incluso dentro del mismo texto a veces nos dirigimos en singular y empezamos “Estimado cliente” y al final terminamos diciendo “esperamos que les gusten nuestros servicios”. Es decir, empezamos dirigiéndonos al cliente en singular y terminamos hablándoles a los clientes en plural.

Hay que cuidar estos detalles para ofrecer una imagen de profesionalidad y criterio. Porque no solo es la estrategia online, es la estrategia de comunicación en general.