Todo depende siempre del punto de vista desde el que lo mires. Todo. Las preocupaciones de un adolescente nada tiene que ver con las de un ejecutivo de mediana edad y éstas tampoco se parecen a las de un anciano. Dependiendo del momento, la situación y de cada uno vemos las cosas de una manera o de otra.

En Marficom siempre apostamos por combinar el online y el offline, en que son dos mundos que deben convivir en el mismo espacio y que uno no ha venido a substituir al otro, sino a complementarlo y mejorarlo. Por lo que las reglas que se rigen en un mundo también sirven para el otro.

El vídeo de hoy nos habla del universo. Somos casi insignificantes si nos comparamos con el resto de los planetas, estrellas y constelaciones. Y ahí radica el problema, en querer compararse. El online nos permite estar todos en el mismo escaparate. A un clic tienes acceso a la página web del gigante Coca-Cola y también del colmado de debajo de nuestra casa. Todo de igual por igual, aunque uno facture millones y millones de dólares más que el otro.

Pero a pesar de compartir navegador no perdamos el mundo de vista. Tengamos los pies en el suelo y sepamos darle la perspectiva que merece la empresa que nos propongamos. Comparémonos con aquellos que están a nuestra altura sin perder ambición e ilusión. Pero tengamos claro nuestro papel en el total del universo.