El 89 sin duda fue un año muy significativo. Perdíamos a un genio del arte, Salvador Dalí, caía el muro de Berlín, y un Terremoto de 7.1 sacudía San Francisco, California, cobrando la vida de aproximadamente 300 personas. Ah, y nací yo.  Pero quizás lo más relevante del ultimo año de los 80 fue la creación de la web de la mano de Tim Berners-Lee, que no de Internet (mucho más “viejo”) como muchos claman erróneamente y como veremos a continuación. Y es que los padres del ahora conocido Internet fueron Vinton Cerf y Robert Kahn.

El concepto de World Wide Web -que insistimos, no es lo mismo que Internet- fue acuñado por Tim-Berners Lee en 1989. Esta se basa en la consulta remota de archivos de hipertexto. En tan solo 4 años creció tan rápidamente que en 1993 ya había unos 100 sitios World Wide Web, y solo otros 4 años después más de 200.000. Nada mal.

Pero como decíamos, la tecnología de Internet, es más antigua. De hecho, tiene una antepasada, la Arpanet, que se desarrolló ya en 1969. Su origen estaba destinado como proyecto militar  para poder asegurar las comunicaciones entre diferentes puntos de Estados Unidos en caso de ataque. Hay que tener en cuenta que en aquel entonces nos encontrábamos en un contexto de guerra fría por lo que cualquier medida de seguridad era poca. El proyecto lo desarrolló la NASA, para protegerse del bloque soviético, en ese afán de ganar esa carrera espacial a la que se enfrentaba frente a la URSS.

El sistema fue evolucionando, hasta lograr conectar un ordenador desde UCLA hasta el Instituto de Investigación de Stanford. Esta cifra de inter-conexiones fue aumentando, pero siempre con un objetivo militar pues la incertidumbre y el miedo seguían a flor de piel -dos guerras mundiales camino a una tercera no se olvidan fácilmente, imaginamos-.

El siguiente paso sería la comercialización propiamente de los ordenadores, no apto para todos los bolsillos, y a principios de los 80 el nacimiento de Internet, tal y como lo conocemos hoy en día. De modo que lo que comenzó llamándose Arpanet, pasó a llamarse Internet, y hasta día de hoy. ¿Te acuerdas cuando conectarse a Internet llevaba una eternidad? Había que esperarse hasta las seis de la tarde para que no te costara un dineral (a tus padres, en realidad); esos soniditos terribles del módem y por supuesto, nadie podía usar el teléfono fijo mientras navegabas… Y eso los privilegiados que teníamos ordenador en casa, pues era algo, todavía muy novedoso, a mediados/finales de los noventa.

Hoy en día es una herramienta fundamental para muchos de nosotros que ha cambiado nuestra forma de actuar, de comunicarnos y de trabajar, socializarnos… Las industrias han cambiado y lo seguirán haciendo de forma radical: la automotriz, la eléctrica, la de la salud, la logística o los medios de comunicación. Todo en un espacio de tiempo sorprendentemente breve. Actualmente, un 43% de la población mundial está conectada a Internet, y está previsto que en tan solo 5 años más sea el 90%. Y todo lo que está por llegar, como el sistema blockchain (a través del Blockstack browser), los ordenadores cuánticos, la realidad virtual…

Creo, sin miedo a equivocarme, que el 12 de marzo es un día para marcar en el calendario por la relevancia que ha tenido y tiene en nuestra historia, y Berners-Lee, Vinton Cerf y Robert Kahn, grandes personajes que deberían estudiar y recordarse de igual modo que se estudia a Gutenberg, pues también revolucionó la historia. Y qué me decís de Honrad Zuse , creador del primer ordenador de la historia.

A todos ellos, ¡gracias!