¡Qué ganas tienen algunos de cargárselo todo! De vaticinar desgracias, cierres, fracasos, desapariciones, extinciones… Pero no se dan cuenta que lo único que consiguen es anunciar e intensificar su ridículo.

Uno de los temas en los que está de moda hacer profecías es en el mundo de los medios de comunicación. Primero nos dijeron que la radio sería la gran perjudicada con la aparición de la televisión. ¡Se hicieron canciones y todo! Pero nada más lejos de la realidad. Décadas más tarde la radio sigue viva y si queremos ser más puristas, los audios sin imagen siguen apretando con fuerza e incluso se han puesto de moda.El tema estrella de los futurólogos amargados es la desaparición del papel

Me refiero por ejemplo a los podcats. Parecía que cualquier formato que no tuviera imagen estaba destinado a desaparecer, en cambio el podcasting coge fuerza y los nuevos dispositivos móviles tienen aplicaciones destinadas únicamente a ello. Y grandes monstruos de la tecnología como Apple apuestan claramente por ello. Las radios lógicamente han sabido reinventarse y ofrecen su contenido a la carta, para que el usuario pueda disfrutarlo cuándo quiera y dónde quiera.

Pero el tema estrella de los futurólogos amargados es la desaparición del papel. Cierto es que lo digital coge ventaja y sube con fuerza, pero hay ciertos momentos en los que el papel se agradece. Yo soy lector de prensa digital y de libros en ibook, pero debido a los viajes y a no ir cargado o a la comodidad de leer el periódico en el ipad en la cama o en el transporte público.

Pero ese día que no trabajo, que puedo desayunar tranquilamente en una terracita en pleno sol, hay que leer el periódico en papel. Pasar las páginas, olerlo. Lo mismo pasa en según qué libro, histórico, con grandes fotos, de inmensos recuerdos, que queremos tener en papel y en nuestra librería.Las nuevas tecnologías ayudan a fomentar la lectura

Porque hay otra cosa que debemos tener clara y que algunos adivinos de poca monta no entienden: las nuevas tecnologías ayudan a fomentar la lectura. Por mucho que se empeñen en hacernos creer que los adolescentes solo piensan en videojuegos, cierto es que gracias a las redes sociales leemos más. De acuerdo, igual en principio solo son 140 caracteres, pero ya es algo. Leer poco pero leer al fin y al cabo. ¡Ya es un inicio! Empiezan por tuits e igual siguen leyendo algún artículo enlazado, algún post de un bloguero interesante…

Por eso es tan importante que cuidemos la ortografía y la gramática aunque sea solo para un tuit. Porque ayudamos a fomentar la lectura, a usar el lenguaje o familiarizarnos con él.

No queramos ser aguafiestas ni más listos que nadie. Como toda evolución, la revolución digital tiene su parte buena y su parte negativa. Pero los listos ya saben que deben adaptarse a ello, no se sienten invadidos ni perseguidos, ni destruidos. Bien organizados hay sitio para todos, para la radio, la televisión, los podcasts, youtube, el papel, lo digital… ¡Y encima conseguimos que lean y que se familiaricen con el lenguaje!

¿Por qué no nos quedamos con la parte positiva de las cosas?